Dale a tu cuerpo vitamina D la buena

Es la vitamina del sol. Una sustancia fundamental para el correcto desarrollo humano. La vitamina D desarrolla funciones específicas en el organismo que la hacen necesaria desde el nacimiento, durante el desarrollo y hasta la misma vejez.

La producción de vitamina D se logra con la simple exposición a los rayos del sol. La ausencia de la radiación solar sobre la piel puede causar una merma importante en los valores de esta vitamina. De hecho, el confinamiento dejó al descubierto un importante déficit de vitamina D en la población.

Quizá no somos conscientes de la importancia y beneficios de esta vitamina y venimos sufriendo diferentes patologías producto, ahora sí a todas luces, de la disminución sustancial de vitamina D en el organismo.

Los peligros del déficit de vitamina D no pueden ser tratados a la ligera. Por eso conviene saber qué podemos hacer para tener una producción y consumo adecuado de vitamina D.

Importancia de la vitamina D

Cada sustancia o elemento esencial para la vida cumple una función determinada. El conjunto de estas funciones e interacciones de manera positiva es lo que permite un desarrollo físico saludable.

En el caso de la vitamina D, existen actualmente diversos estudios que han demostrado cuál es su importancia en todas las etapas de la vida.

Bebés, personas mayores, niños en desarrollo, personas con ciertas afecciones y adultos necesitan fundamentalmente de esta vitamina. En definitiva, la población en general es demandante de un nivel óptimo de esta vitamina.

Huesos y músculos sanos

La principal función que cumple la vitamina D se encuentra en el apoyo que brinda en el metabolismo de los huesos. La vitamina D es la que permite absorber el calcio que los huesos necesitan, de ahí que sea tan importante para los niños, que van a sufrir diferentes fases de desarrollo.

Pero también para los adultos mayores que pueden sentir debilidad ósea o desarrollar algún problema en los huesos, la vitamina D es una sustancia fundamental. 

Además de permitir la absorción correcta del calcio, está implicada en el funcionamiento y desarrollo adecuado de los músculos.

Cuidado del sistema circulatorio

Aunque su papel principal se desarrolla en la piel, en el caso del sistema circulatorio la vitamina D apoya su funcionamiento de manera bastante específica.

En primer lugar, promociona el funcionamiento adecuado del músculo cardíaco. Y, en segundo lugar, cumple una función protectora de los vasos sanguíneos. Además, en tercer lugar, permite mantener una presión arterial normal.

Si bien por sí sola no logra evitar o tratar enfermedades cardíacas o problemas en la presión arterial, contribuye al correcto funcionamiento de todo el sistema.

Sistema inmune y sistema nervioso

Su participación en el control de los niveles de azúcar en la sangre, así como su presencia para un correcto funcionamiento de la microbiota intestinal, dan cuenta de la participación de la vitamina D en el fortalecimiento del sistema inmune.

Otros estudios han apuntado que la presencia de la vitamina D es fundamental para el correcto funcionamiento cerebral. Además, sus niveles bajos en la sangre están relacionados con enfermedades de tipo nervioso, como la esclerosis múltiple.

Dada la participación de la vitamina D en distintas funciones corporales, las consecuencias del déficit de vitamina D pueden ser trastornos de gran importancia. De acuerdo a las unidades internacionalmente aceptadas, los bebés deben consumir un promedio de 10 mcg diarios de vitamina D.

Por su parte, tanto los niños, como los adolescentes y los  adultos deberían consumir unos 15 mcg diarios. La misma cantidad es válida para mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Y para adultos mayores de 70 años se recomienda una dosis diaria de 20 mcg.

¿Qué sucede cuando este consumo es bajo y conlleva a una deficiencia de vitamina D?

¿Qué pasa si tengo baja la vitamina D?

Pérdida de densidad ósea

La principal consecuencia del déficit de vitamina D es la pérdida de la densidad ósea. Al estar presente en el metabolismo de las células óseas, su déficit ocasiona un adelgazamiento de los huesos más pronunciado.

Esta pérdida de masa en los huesos puede ser leve, conocida como osteopenia, o más pronunciada, que se conoce como osteoporosis. Como consecuencia de la pérdida de densidad en los huesos, estos se vuelven más débiles y propensos a romperse.

Raquitismo

Cuando no hay niveles suficientes de vitamina D el cuerpo no puede controlar los niveles de calcio y fósforo en la sangre. 

Esto ocasiona una desmineralización de los huesos y cartílagos y, en consecuencia, éstos se debilitan y se vuelven blandos, siendo susceptibles a deformaciones. Esta afección es desarrollada por los niños cuyos valores de vitamina D están por debajo de lo necesario.

Osteomalacia

El trastorno de la osteomalacia es la consecuencia directa del déficit de vitamina D en adultos. Esta deficiencia está acompañada de una pérdida pronunciada de minerales en los huesos.

A causa de ello, se presentan síntomas como dolores difusos, debilidad muscular, hiperestesia ósea y hasta deformaciones en los huesos. Estos síntomas son variables en cada caso, pudiendo tener una manifestación que va de leve a severa.

Cómo contrarrestar el déficit de vitamina D

Es evidente que la vitamina D juega un papel más que importante para el funcionamiento del organismo, y muy en especial para los huesos y cartílagos. Una vez detectada cualquier carencia en los niveles de vitamina D, es importante saber no solo cómo recuperar los niveles adecuados, sino cómo evitar su déficit.

De entrada, existen varias maneras sencillas de alcanzar los requisitos mínimos diarios de vitamina D:

Alimentación y exposición al sol

Existen diversos alimentos ricos en vitamina D que te pueden proveer a tu organismo de una parte de las necesidades diarias de vitamina. Las setas, la mantequilla, el queso, el hígado de vaca y los pescados grasos son algunos de los alimentos que mayor porcentaje de vitamina D aportan al organismo.

Sin embargo, la disponibilidad de vitamina D en los alimentos es baja y también es dependiente de su sintetización. Por ello los expertos recomiendan una exposición adecuada al sol. La vitamina D se sintetiza en la piel y pasa a nuestro cuerpo de manera natural.

Protectores solares con absorción de vitamina D

La exposición a los rayos del sol es una fuente fundamental de vitamina D. Sin embargo, la incidencia de los rayos solares no está exenta de riesgo. Una exposición prolongada puede causar otro tipo de patologías de similar gravedad que conviene evitar.

Los protectores solares de SPF 50+ filtran hasta un 98% de los rayos solares, impidiendo una completa absorción de vitamina D por parte del organismo. Ni nos interesa quemarnos, ni queremos desfallecer ante la carencia de vitaminas.

¿La solución? Lo más recomendable es utilizar protectores solares que no bloqueen la absorción de la vitamina D. Al comprar protectores solares de farmacia con vitamina D tu piel está igual de protegida pero se beneficiará de la absorción adecuada de los niveles necesarios de la vitamina del sol.

Suplementos

Si bien es cierto que el sol es la principal fuente de vitamina D, tal y como hemos visto, existen ciertos riesgos asociados a su exposición. Además, la niebla contaminada de algunas ciudades, una edad avanzada o una exposición demasiado prolongada a los rayos UVB puede ser contraproducente.

Una de las mejores alternativas para la obtención de vitamina D de forma segura es complementando una dieta saludable con suplementos vitamínicos con vitamina D.

Los productos de farmacia con vitamina D son vitaminas, minerales y suplementos que aportan a tu organismo ese plus de vitamina que necesita para alcanzar los niveles diarios aconsejados y para funcionar adecuadamente.

Productos de farmacia con vitamina D

Más del 50% de la población sufre déficit de vitamina D. ¿Sientes demasiado cansancio? ¿Te duelen los huesos o los músculos? ¿Ha empezado a caerte el pelo y sientes que cada día te levantas con menos ánimos?

Quizás estés dentro de ese porcentaje y debas cambiar tus hábitos diarios para mejorar la absorción de esta sustancia. ¿Los paseos bajo el sol y la nueva dieta no dan resultado? 

Llámanos. Analizaremos tu caso y te recomendaremos los mejores productos de farmacia con vitamina D para que recuperes esa vitalidad que te falta.