Qué productos tienen niacinamida y por qué es tan importante

Es uno de los ingredientes antiedad más prometedor de todos los tiempos. Vitamina C, ácido hialurónico, retinol… casi con total seguridad son términos que te resultan familiares. La niacinamida completa este grupo de súper aliados para presumir de piel.

Aunque es un ingrediente que ha ido ganando últimamente la confianza de la comunidad científica para los distintos tratamientos de la piel, su incorporación al mercado dermocosmético está ya a punto de cumplir el medio siglo. 

¿Sus beneficios? Mejora la capacidad de barrera de todo tipo de pieles, regula la actividad seborreica, calma las rojeces, disminuye las arrugas y es despigmentante y antioxidante.

¿Qué es la niacinamida?

También conocida como nicotinamida, la niacinamida es una forma activa de vitamina B3 o niacina que se encarga de la transformación de alimentos consumidos en energía apta para el funcionamiento diario del organismo.

La niacinamida se obtiene a través de la dieta. Alimentos como la leche, el pescado, la carne, las verduras, las alubias y los cereales aportan niveles más que considerables de este peculiar ingrediente.

La niacinamida es una molécula que presenta una gran estabilidad en agua. Su naturaleza soluble le permite incorporarse a sérums acuosos o cremas de tacto sedoso y agradable.

Con una alta penetración epidérmica la niacinamida posee un valor dermatológico inigualable al no resultar irritable debido a su pH neutro. De alta tolerancia, amable con la piel, estable y, sobre todo barata. La niacinamida promete ser uno de los ingredientes antiedad más efectivos del mercado.

¿Para qué vale la niacinamida?

El producto estrella de la cosmética más actual brilla por su alta capacidad resolutiva y sus múltiples propiedades en el sector de la dermocosmética y la medicina, con grandes resultados en la reducción de las manchas de la piel, una notoria mejora de la cicatrización y la solución a los diversos problemas de acné.

De hecho, la Organización Mundial para la Salud (OMS) considera la niacinamida como un producto esencial para la medicina que debe estar disponible para todos los usuarios por sus buenos resultados en el tratamiento de ciertas condiciones de salud.

Efecto protector frente a los rayos UV

La niacinamida protege la piel contra los daños causados por los rayos ultravioleta del sol, siendo un elemento fundamental para reducir el fotoenvejecimiento y las posibilidades de padecer cáncer de piel.

La vitamina B ayuda a la producción de energía celular y favorece la actividad antioxidante, sirviendo así como método de prevención y reparación de los daños de los rayos UV sobre el ADN de nuestro organismo.

El mayor activo antimanchas

Además, el uso productos con niacinamida es beneficioso para reducir el enrojecimiento y las manchas causadas por la incidencia directa de los rayos de sol. No solo resultaría notablemente útil para patologías como la rosácea, el melasma y otro tipo de pigmentaciones cutáneas, sino que actuaría de forma directa sobre las manchas relacionadas con el envejecimiento.

El papel de la niacinamida en la producción de energía celular es más que notable. Su intervención ayuda a la ejecución de procesos celulares que garantizan la operatividad del organismo de forma óptima y eficiente. 

El aporte de energía reparatoria del ADN es el componente que permite la prevención de los efectos del envejecimiento sobre la salud celular de la piel, evitando el desarrollo del cáncer de piel.

Efecto antiedad

Reduce las arrugas y aumenta la elasticidad de la piel, suavizando las huellas dejadas por el paso de los años en nuestra epidermis. 

El uso tópico de la niacinamida previene notablemente la aparición de las temidas arrugas y las líneas de expresión, en ocasiones notablemente marcadas. La capacidad antioxidante de los productos con niacinamida permite evitar el daño de los radicales libres a las células sanas de la piel.

Efecto anti-inflamatorio

Los productos que tienen niacinamida permiten reducir la apariencia del acné al aplicarse como un tratamiento tópico o un complemento alimenticio de efecto anti-inflamatorio.

Además, su capacidad de control del sebo, la grasa que recubre la piel, reduciendo esta sustancia en hasta un 2% lo convierte en un ingrediente de calidad para la mejora de la salud y la estética facial y corporal.

Efecto hidratador

La versatilidad de la niacinamida es incontestable. Otra prueba de su potencial es su capacidad parar mantener las moléculas de agua imbricadas en las células de la piel para proporcionarles la hidratación que necesitan. 

La lista de virtudes de la niacinamida es infinita. De ahí que sea tan importante en numerosos productos de farmacia no solo para el ámbito de la dermocosmética, sino también en áreas como la salud articular.

La niacinamida sería un ingrediente potenciador de la movilidad y beneficioso a nivel anti-inflamatorio para el tratamiento de las articulaciones en pacientes diagnosticados con osteoartritis.

Productos de farmacia con niacinamida

Cremas, sueros, tónicos y suplementos alimenticos. La aplicación de la niacinamida en el mercado farmacéutico es variada y, sin duda, exitosa. Prueba de ello es la amplia variedad de productos con niacinamida presentes en el sector:

Cremas hidratantes con niacinamida

Los productos con niacinamida de farmacia contienen este ingrediente en concentraciones toleradas, salvo puntuales excepciones, por todo tipo de pieles. Además, se trata de productos dermocosméticos que combinan los beneficios de la niacinamida con las virtudes de componentes hidratantes, antioxidantes, despigmentantes y restauradores de la piel.

Especialmente indicadas para pieles más maduras, pero sin excepción de uso en materia de edad, las cremas hidratantes con niacinamida son excelentes productos para una correcta hidratación de la piel.

Sérums con niacinamida

Los sérums con niacinamida dispensables en farmacia detallan la concentración exacta de porcentaje de vitamina B3 que contienen, por lo que es posible garantizar la eficacia de uso al utilizar sueros de entre el 2.5% y el 5% recomendado.

Aunque la tolerancia cutánea a la niacinamida está probada por diferentes estudios científicos, una concentración superior al 10% podría generar problemas de sensibilidad en casos de aplicación directa. 

El uso de sueros en concentraciones superiores al 10% está limitado al tratamiento de control de sebo y exclusivamente indicado en pieles especialmente grasas, aunque una combinación de sérum con 10% de niacinamida en una mezcla al 50% de hidratante evitaría irritaciones y permitiría su uso incluso en pieles excesivamente secas.

Retinol y niacinamida

Los todo en uno de la dermocosmética más innovadora ayudan a simplificar las rutinas diarias de limpieza facial con una combinación equilibrada de retinoles y niacinamida

Este tipo de productos es especialmente recomendable utilizarlos durante las rutinas de limpieza nocturna, ya que el retinol es un componente complejo con cierta inestabilidad ante los rayos UV.

Las concentraciones de retinol en este tipo de productos con niacinamida están desarrolladas en un rango del 0.3%