Disfruta del sol protegiendo tu piel y el medio ambiente: los protectores solares con certificación “Coral Reef de Hawaii”

El estilo de vida sostenible ha llegado a la cosmética con más fuerza que nunca. Los nuevos protectores solares están elaborados con ingredientes biodegradables que no comprometen la supervivencia de la vida marina.

Son las cremas solares reef-friendly, productos elaborados sin fotoprotectores que causan efectos altamente perjudiciales para el ecosistema marino y los arrecifes de coral. Y no solo para ellos. El uso de oxibenzona y octilmetoxicinamato en los solares afectan negativamente al nuestro sistema endocrino.

El sol es una estupenda fuente de vida. Su influencia afecta directamente a nuestro bienestar y ayuda a la producción de Vitamina D. Pero sus virtudes no están exentas de efectos perjudiciales. 

La incidencia de la luz solar directa puede dañar nuestro organismo. Por eso es necesario usar protectores solares con filtros UV que protejan nuestra piel… ¡y el medio ambiente!

El Estado de Hawaii aprobó recientemente una ley que entró en vigor en enero de 2021 que prohíbe específicamente el uso de oxibenzona y octinoxato en la composición de los protectores solares con el fin de evitar los daños de estos fotoprotectores sobre los arrecifes de coral.

Protectores solares biodegradables

Entre 6.000 y 14.000 toneladas. Esa es la cantidad de crema solar que se vierte al mar cada año y que genera una incidencia directa y perjudicial sobre la flora y la fauna marinas, en especial sobre las barreras de coral.

De esos datos nace la cosmética verde y sostenible. Los protectores solares “reef safe” son productos comprometidos con el cuidado del medio ambiente y cuyos ingredientes no afectan al bienestar de los arrecifes de coral.

Preocuparnos de nuestra protección y bienestar no está exento de cuidar también el medio ambiente en que vivimos y disfrutamos. Por eso los laboratorios dermatológicos han diseñado productos de protección solar amigables con el fondo marino y que eviten en su composición ingredientes tóxicos y conservantes o aditivos perjudiciales para el entorno.

Hawaii, México, Key West y muchos más

Además de Hawaii, no son pocos los destinos más singulares que se han unido para evitar daños sobre su patrimonio marino. La Rivera Maya, en México, las Islas Turcas y Caicos, Key West o las Islas Vírgenes se ha unido a la prohibición de utilizar productos solares tóxicos legislando en contra del uso de ingredientes y componentes que causen algún prejuicio medioambiental y exigiendo protectores solares etiquetados con “reef safe”.

La realidad del fondo marino ha hecho necesaria una legislación para regular la composición de los protectores solares. Y, para muestra, un botón: un estudio realizado recientemente en aguas del Mar Mediterráneo arrojó datos muy preocupantes al respecto. 

En dicho estudio queda patente que existe una más que evidente contaminación química generada por el uso de protectores solares en las playas. Una parte de esa crema solar que nos aplicamos en la piel queda flotando en el mar después del baño y desciende hasta el fondo marino, causando daños allí donde se posa. 

Productos cosméticos sostenibles: una vía alternativa, saludable y comprometida

Los recursos de los laboratorios sobre cosmetología han permitido desarrollar cremas solares que cuiden y respeten el pH de la piel de igual modo que las barreras de coral y la totalidad de la vida marina. 

Cuidar del medio ambiente es, a la postre, cuidar de nosotros mismos. Y, para ello, debemos usar fotoprotectores formulados biodegradablemente y elaborados con filtros físicos que se disuelvan en el mar sin generar efectos tóxicos sobre el entorno marino. 

Las cremas protectoras adaptadas a esta normativa son aquellas que utilizan como filtros solares en su composición el óxido de titanio o de zinc. 

Además, los protectores solares con certificación coral reef no contienen octocrileno, benzofenona, hexilodecanol, metilparabeno, polietileno, propilparaben, phenoxyethanol o butilcarbamato. 

Es decir, los solares reef safe son libres de parabenos ni derivados del petróleo que daña la supervivencia de los peces y los arrecifes de coral. Se trata de productos formulados bajo los más estrictos sellos bio y con todas las garantías de ser amigables con el arrecife (reef friendly).

Protectores reef safe

El etiquetado reef safe no está regulado oficialmente, por lo que cualquier marca podría etiquetar sus productos con este sello bajo difusos parámetros ecológicos. De hecho, el concepto por el que se inició el movimiento reef safe difiere de una zona a otra en lo que respecta a los componentes de los protectores solares. 

Mientras que para Hawaii los solares con certificación coral reef se elaboran sin oxybenzona ni octinoxato, para las Islas Vírgenes tampoco es aceptable el uso de octocryleno. En total, hasta 8 filtros químicos están en la lista de “cuestionables”.

Es por ello que puede resultar complejo elegir un protector solar adecuado que cumpla con los criterios sostenibles indicados para los solares con certificación coral reef, aunque la mejor manera de evitar el fraude de etiquetas es apostando por protectores sin filtros químicos, es decir, aquellos cuya composición solo integre filtros minerales (óxido de zinc y dióxido de titanio).

Di sí al óxido de Zinc. Di no al NANO

Es óxido de zinc no nanoparticulado. No se trata de un trabalenguas, sino de una diferencia significativa. El óxido de zinc adecuado para una protección solar de amplio espectro eficaz para proteger nuestro organismo frente a los rayos UVA/UVA es el desarrollado con partículas no microscópicas.

Las partículas de óxido de zinc de tamaño nano son microscópicas y fácilmente absorbibles en el entorno marino, causando severos daños a los arrecifes de coral, de ahí que la tipología adecuada para los protectores solares no sea la de las nanopartículas. 

Así pues, si buscas un protector con certificación coral reef que contenga un verdadero etiquetado reef safe amigable con el medio ambiente, debes decantarte por un protector solar 100% mineral sin nanopartículas

¿Qué hago con mis cremas solares?

Si tienes protectores solares convencionales en tu casa, no te preocupes. Que no sean la mejor opción reef friendly no significa que tengas que tirarlos. De hecho, basta con que tengas cierto cuidado al aplicártelo.

Puedes usar tus protectores y cremas solares en la piscina, para tomar el sol sin sumergirte en el mar o como protector solar de uso diario y urbano. Está claro que todo termina, finalmente, en el mar, pero podemos dar un uso amplio a esos productos aunque no sean solares con certificación coral reef si tomamos ciertas precauciones.

En Galileo61 estaremos encantados de asesorarte en tu elección de un protector solar con certificación coral reef para que elijas un producto adecuado, sostenible, respetuoso con el fondo marino y que te ofrezca la mejor protección frente al sol.

Cuida el medio ambiente para cuidar de ti.