Cómo es de efectiva un agua micelar

El agua micelar se puso de moda hace unos años y sigue siendo uno de los productos más vendidos en la farmacia, y no sin razón: es la alternativa perfecta a las ya obsoletas toallitas desmaquillantes. Elimina maquillaje y suciedad mucho más eficazmente, pero es igual de cómoda de usar, ya que te puedes realizar la limpieza desde el sofá o la cama. Basta con impregnar un disco de algodón con el agua micelar y frotar suavemente el rostro, sin necesidad de aclarar. Además, puede servirte como único producto de limpieza y así realizar la doble limpieza (que consiste en primero desmaquillar y luego limpiar) en un solo paso: ideal para los más perezosos. No obstante, si utilizas un maquillaje muy cubriente, water-proof o te aplicas mucha cantidad, quizá el agua micelar sola no sea la opción más práctica ni sostenible, ya que necesitarás gastar muchos discos de algodón hasta que salgan como los del anuncio de don limpio: completamente blancos. En ese caso lo ideal sería realizar una doble limpieza usando primero un limpiador al aceite para retirar el maquillaje, y luego el agua micelar para rematar la limpieza.

El agua micelar se diferencia del agua corriente en que contiene micelas, que cumplen la misma función que los tensioactivos de los geles o jabones: arrastran y recogen la grasa (suciedad, maquillaje y sebo) del rostro en el interior de la micela para así eliminarla, cosa de la que no es capaz el agua sola. Este producto cosmético es, por lo tanto, ideal para una limpieza integral del rostro en todo tipo de pieles. La única excepción serían las pieles más sensibles, que se pueden irritar debido a los tensioactivos presentes en el agua micelar pero principalmente por la fricción del disco de algodón contra la piel.

Tipos de aguas micelares según el tipo de piel

En términos generales, las aguas micelares de mayor precio contendrán, por un lado, tensioactivos menos agresivos que las más baratas, por lo que el riesgo de irritación será menor. Por otro lado, es probable que contengan más ingredientes hidratantes, calmantes e incluso antioxidantes, con lo que se mejora la hidratación y el estado de la piel, y se consigue protección anti-edad, respetivamente. Sin embargo, esto siempre depende del producto concreto y el precio no debe ser el único factor a tener en cuenta, es importante fijarse en la lista de ingredientes.

Por lo tanto, si se trata de una piel con necesidades específicas, como una piel con cierta sensibilidad, muy seca o madura, pueden beneficiarse de escoger un agua micelar de alta gama acorde a sus necesidades. Si alguien busca un producto más básico y su piel no es sensible, entonces puede optar por las opciones más "low cost". Si el presupuesto para nuestra rutina cosmética es más reducido, es preferible invertir en un buen serum o crema que en los productos de limpieza.

Sin embargo, como las aguas micelares, al contrario que los geles limpiadores convencionales, no van a ser retiradas de la piel, desde la farmacia recomendamos elegir un producto de calidad, respetuoso y delicado con la piel, y si puede ser, con ingredientes que aporten algo más al rostro que la simple función de limpiar. 

Aquí te dejamos algunos ejemplos de nuestras aguas micelares favoritas:

Topicrem Calm+ Agua Micelar Calmante

El agua micelar Calm de Topicrem es específica para pieles sensibles, intolerantes o con tendencia a la cuperosis (rojeces). Contiene alantoína de alta pureza, un activo calmante que alivia irritaciones.

Biomimetic Agua Micelar Ultra hidratante

La de Biomimetic contiene el polímero patentado del laboratorio, al igual que el resto de productos de la marca. Este polímero, a base de ácido hialurónico, ácido poliglutámico (que tiene 4 veces más poder hidratante que el ácido hialurónico) y lisina (aminoácido), es capaz de llegar a las capas más profundas de la epidermis y aumentar la hidratación de las mismas, cosa que el resto de los cosméticos no hacen. Gracias a esta acción, además del aumento en los niveles de hidratación, vas a conseguir potenciar los efectos de cualquier tratamiento que te apliques después del agua micelar.

Farma Dorsch Agua Micelar Antioxidante

Farma Dorsch cuenta con un agua micelar rica en antioxidantes que ayudan a combatir el envejecimiento prematuro. La vitamina C y el extracto de regaliz que contiene también son activos despigmentantes e iluminadores, por lo que ayudan a unificar el tono e iluminar el rostro. Además, el extracto de camomila tiene acción hidratante y calmante.

SVR Sebiaclear Eau Micellaire

Para las pieles grasas o que luchan con el maskné, el agua micelar Sebiaclear de SVR es perfecta por su contenido en gluconolactona, un polihidroxiácido que exfolia suavemente la piel, seborregulando y disminuyendo imperfecciones. Es un ácido con bajo poder irritante por lo que pueden usarlo pieles sensibles.

Sarah Becquer Aceite Limpiador en Tubo

Un ejemplo de aceite desmaquillante para usar previo al agua micelar como os comentábamos antes, es el Cleansing Oil de Sarah Becquer, que contiene una mezcla de aceites de Jojoba, argán y almendras para hidratar las pieles más secas y seborregular las más grasas.

Truco: masajéalo durante un minuto y déjalo actuar otro par de minutos antes de retirarlo para que los aceites tengan tiempo de realizar su acción nutritiva. Puedes retirarlo con agua o con una muselina. No tengas miedo si tu piel es grasa: estos aceites son no comedogénicos.

Blog escrito por la farmacéutica Carla Esteve